La espinaca contiene una gran cantidad de propiedades nutricionales y medicinales que ayudan a fortalecer nuestro sistema inmunológico, aumentar los niveles de energía, y proporciona a nuestros cuerpos con las vitaminas y minerales necesarios. 

El polvo de espinaca se puede agregar a los batidos, sofritos, sopas, guisos, aderezos para ensaladas u otros platos. 

PRECAUCION

Las personas con una tendencia hacia el reumatismo, artritis, gota, cálculos renales o hiperacidez debe tener precaución si se incluye esta planta en su dieta ya que puede agravar su condición. Las hojas de la mayoría de las variedades de espinaca son ricos en ácido oxálico.

Contiene: 
proteínas, hierro, fibra, vitamina C, vitamina A, vitamina C, vitamina K, sodio, ácido fólico, manganeso, calcio, fósforo, sodio, Beta-caroteno, potasio, tiamina, riboflavina, carotenoides, niacina, clorofila, antioxidantes, ácido luteína, fitoquímicos, y lipoico.